h1

Familias como la suya

marzo 23, 2007

¿Que por qué me gustan los 80’s? Pues verán ustedes: por muchas cosas. Por lo macarra en cuanto a estética que pudieron llegar a ser, porque vi con mis propios ojos a aberraciones como Durán Durán o Sigue Sigue Sputnik; por Maradona, Julio Alberto y todo ese FC Barcelona repleto de pendencieros; porque los presentadores de TV podían fumar mientras entrevistaban al famosete de turno (al público también se le permitía echar un pitillo), porque Ángel Cristo y Bárbara Rey parecían cándidos en su rosa oligofrenia y eran la pareja trash por antonomasia, porque fue mi década iniciática y, sobretodo, porque aún no se había inventado eso de la corrección política, que no deja de ser otra cosa que el ejercicio imperativo de la autocensura.

En el marco de un país expoliado a manos de su gobierno, como fue el Reino Unido de Margarita Thatcher, surgió una serie de televisión que nada tiene que ver con esas que ven ustedes sobre médicos supuestamente insolentes o de entrañables facinerosos que se fugan de cárceles cool. En 1982 el movimiento de la comedia alternativa inglesa se asoma a las pantallas de televisión disparando contra todo aquello que se mueve con la surrealista “The Young Ones“.

youngones.jpg

Dirán ustedes que asistir a la cotidianeidad de cuatro disfuncionales personajes que comparten techo no es nada nuevo, y en efecto no lo es. Lo que convierte a “The Young Ones” en algo excepcional es su estilo porque no responde de ninguna de las maneras a los clichés o reglas establecidas de la sitcom televisiva sino que tiene más que ver con las tribulaciones del pato Lucas en los cartoons de la Warner. Situaciones bizarras a cargo de personajes no menos bizarros que nada tienen que ver con la trama del capítulo, cameos desde Stephen Fry a Emma Thompson, conversaciones entre zanahorias, nabos y patatas en el interior de la nevera y una actuación musical por capítulo que sí que tiene que ver con la trama. Así podemos ver a Dexy’s Midnight Runners, a Madness o a los mismísimos Motorhead.

Abanderados del absurdo, punks residentes en la ecuación que equipara mala leche a diversión, “The Young Ones” retrata a una familia normal y corriente como pudieran ser los Simpson o los Alcántara. Mike es el padre, en apariencia el menos freak, distinguido, cool y ajeno a cualquier incidencia doméstica porque eso no va con él, el tipo con quien nadie osará meterse, levantar la voz o poner en duda su visión práctica de los asuntos cotidianos. Neil es el hippie, la madre bobalicona a la que todos torean, quien hace de comer, barre, friega, responde al teléfono y carga con lo que haga falta. Rik (también guionista) y Vivian son los hijos adolescentes, Rik en el papel de hermanita histérica y blanco de la agresiva hilaridad de su hermano, esquizofrénico sin conocimiento incapaz de no respetar a nada ni a nadie excepto a Mike. Así que no esperen ustedes trama alguna porque no existe, como la vida misma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: